¿Qué consejos seguimos en caso de un accidente o caída que nos provoque una lesión en la boca?

¿Qué consejos seguiríamos en caso de una caída o un accidente que nos provoque lesiones en la boca? La odontóloga y docente de la Escuela Universitaria ADEMA, la doctora Sebastiana Arroyo, nos lo cuenta en este artículo.

Las actividades habituales de los niños y jóvenes como son los juegos y actividades deportivas conllevan muy frecuentemente caídas o golpes que a menudo afectan a la cavidad oral, dañando los tejidos blandos periorales (labios) y los dientes, especialmente los dientes anteriores (incisivos).

Los que producen daño en los dientes también pueden afectar a otros colectivos como son adultos y ancianos. En estos casos, suelen ser consecuencia de accidentes de tráfico, caídas o agresiones

Es muy importante saber qué tenemos que hacer en caso de sufrir una caída o accidente que provoque el daño de los dientes, puesto que el tiempo transcurrido desde el accidente hasta la asistencia médica es muy importante para poder salvar el diente. También hay que asegurarnos que realice la protección de infecciones que puedan aparecer como consecuencia del accidente como por ejemplo el tétanos.

  • Me he dado un golpe y me sangra la boca ¿Qué hago? Si sangra la boca es porque se ha producido una herida en los tejidos periorales. Es muy importante limpiar la herida con agua, sobre todo, si pudiera tener contaminación de tierra u otros restos. Una vez que veamos bien la herida hay que presionar bien con una gasa y esperar que pare de sangrar. Si la herida es importante, se debe acudir presionándola al centro médico más próximo para realizar una sutura. Aunque la herida deje de sangrar es aconsejable acudir al dentista para que nos haga una revisión dental porque a veces las lesiones dentales no se ven.
  • Se ha roto un trocito de diente ¿Qué hago? Si como consecuencia del traumatismo un diente se ha roto es importante comprobar si la pieza dental fracturada y las de al lado se mueven. Si no se mueven ni hay heridas en los labios, lo importante es ver si encontramos el trocito de diente roto y una vez encontrado guardarlo en un bote con leche o saliva de la persona accidentada y acudir al dentista.
  • Se ha roto mucho un diente ¿Qué hago? Si se ha roto mucho la corona de uno o más dientes es muy importante acudir a la visita del dentista en un tiempo breve, a ser posible inmediatamente ya que se puede haber expuesto la pulpa del diente a la cavidad oral y se contamina de bacterias. También hay que comprobar que no se muevan los dientes rotos ni los de al lado y buscar el trozo de diente roto para llevarlo al dentista.
  • Se me mueve un diente ¿Qué hago? Si como consecuencia de un traumatismo notamos que uno o más dientes se nos mueven significa que se ha podido fracturar la raíz del diente o que se ha luxado del alvéolo dental. Ambas situaciones son importantes por lo que hemos de acudir al dentista para que nos realice una exploración y posiblemente nos tenga que ferulizar el diente.
  • Se me ha caído un diente ¿Qué hago? Es importante saber que solo se deben recolocar o reimplantar los dientes definitivos, los dientes temporales (de leche) no deben ser reimplantados. Si se nos ha caído un diente definitivo lo primero es recuperarlo. Hay que buscar la pieza dental para poder ponerla lo más rápidamente posible dentro del alveolo dental (el hueco que ha dejado en la encía). Cuando encontremos el diente hay que sujetarlo por la corona para no dañar las células del ligamento periodontal que quedan en la raíz, lavarlo con agua suave, sin restregar el diente, ponerlo dentro del alvéolo y acudir rápidamente al dentista. Si no nos atrevemos a poner el diente en el alveolo, hay que colocarlo en leche o saliva del paciente y acudir urgentemente al dentista a ser posible antes de 20 minutos.
  • Una vez que me han curado las lesiones ¿Qué hago? Es muy importante mantener una buena higiene oral, pueden utilizarse cepillos suaves y colutorios cicatrizantes y antisépticos. La dieta debe ser acorde con el grado del traumatismo, se recomienda dieta blanda pero hay que evitar los alimentos azucarados.
  • Después de acudir al odontólogo, el equipo dental nos habrá dado unas pautas y un calendario de visita para los controles sucesivos. Muchas veces el paciente deja de acudir a los controles, por lo que se insiste en realizarlos ya que en muchas ocasiones, después del traumatismo, pueden aparecer complicaciones.