Para una detección temprana del cáncer oral: Consejos y recomendaciones

Un altísimo índice de manifestaciones de cáncer oral (no exclusivamente) aparecen en pacientes con malos hábitos de higiene y cuidado bucal. Es necesario concienciar a la población para mantener y extremar las medidas de prevención realizando un correcto y exhaustivo cepillado dental. Su odontólogo habitual está preparado para explicar dichas técnicas, capacitarle, aplicar correcciones ó mejorarlas.

Es bien conocido que los hábitos tabáquicos, alcohólicos y el uso de otro tipo de sustancias psicotrópicas no pertenecientes a la farmacopea causan deterioro de las estructuras dentarias y tejidos mucosos. En el caso del alcohol y el tabaquismo actuando como irritantes de los tejidos y mucosas orales, y en el caso de las otras sustancias alterando el PH (grado de alcalinidad-acidez) bucal ,entre otros.

Cada vez más en consulta observamos pacientes jóvenes con lesiones pre-malignas y en otros casos malignas, lo cual desmitifica, según el doctor Hernán Paublini, de la Escuela Universitaria ADEMA, “la falsa creencia de que son  lesiones que solo hacen acto de aparición en pacientes adultos o mayores”.

Es fundamental que cualquier paciente que vaya a ser sometido a tratamiento de radioterapia ó quimioterapia por una condición sistémica con diagnóstico de cáncer, se realice antes una revisión bucal con su odontólogo. Los tratamientos para el cáncer, particularmente si el radio de acción de dicha terapia es cercana a la zona de cara y cuello pueden causar serio deterioro de la condición oral (en el hueso maxilar y/o mandibular, la llamada osteorradionecrosis, en aquellos caso de haber raíces ó restos dentarios en los maxilares que no se han extraído previamente con infecciones previas).

Otra condición es la Xerostomía, que consiste en la disminución parcial o total de la calidad y/o cantidad de salivación, lo cual aumenta notablemente entre otras el índice de incidencias ó aparición de lesiones cariosas y debilitamiento de los tejidos  y mucosa oral con el consecuente  surgimiento del denominado ¨síndrome de ardor bucal¨, que sin ser exclusivo en pacientes tratados con cáncer, es bastante frecuente su aparición y para la cual no existe hasta el momento otro tratamiento que el paliativo.

Por último, el doctor Paublini recuerda que del conocimiento de nuestro cuerpo y la compresión de la importancia que radica en su cuidado, podremos determinar en un auto examen si existe alguna alteración ó no gestándose. Su odontólogo está capacitado en mostrarle cómo debe realizarse. La consulta periódica, la inspección oral y los exámenes complementarios que el odontólogo considere necesarios, oportunos y prudentes, son fundamentales para la detección temprana de este tipo de lesiones en la cavidad oral.