Consejos para pacientes asmáticos

¿Qué decálogo de consejos recomienda la docente de la Escuela Universitaria ADEMA, la doctora Olga Calderari para los pacientes asmáticos?

Según la Organización Mundial de la Salud, el asma es una enfermedad crónica que se caracteriza por ataques recurrentes de disnea y sibilancias, que varían en severidad y frecuencia de una persona a otra. Los síntomas pueden sobrevenir varias veces al día o a la semana, y en algunas personas se agravan durante la actividad física o por la noche. Según la doctora Olga Calderari, el asma puede aumentar la probabilidad de desarrollar caries, enfermedad de las encías y dolor bucal.

La doctora recomienda a los pacientes asmáticos que cuando acudan al odontólogo lleven su medicación habitual, para solventar la aparición de una crisis imprevista. Ante la utilización de inhaladores que pueden aumentar la sequedad bucal, aconseja practicar una higiene bucal muy minuciosa y usar dentífricos y enjuagues con flúor.

Por otro lado, recuerda que las personas que sufren asma son más propensas a sufrir sequedad bucal. “Esto se debe a que el asma limita el flujo de aire que entra por la nariz, por lo que estos pacientes tienden a respirar por la boca. La saliva contribuye a lubricar los tejidos, evita la adhesión de bacterias y remineraliza la superficie dentaria. Cuando disminuye su cantidad, las bacterias se multiplican y aumenta la posibilidad de que aparezcan caries, enfermedad periodontal y muy aliento”, afirma la doctora.

Asimismo, explica que “el uso de inhaladores en pacientes con asma puede irritar el paladar y provocar úlceras. ¿Qué hacer? Cepillarse cuidadosamente y enjuagarse después de la aplicación

¿QUÉ DEBES HACER?

Consejos para proteger tus dientes y encías:

• Después de usar el inhalador, enjuaga tu boca con agua. Incluso es mejor si cepillas tus dientes también, trata de tener un cepillo de dientes a mano.

• Hidrátate con frecuencia para contrarrestar los efectos de la boca seca.

• Se debe evitar el consumo de azúcar. Puedes cambiar los zumos y refrescos por agua de grifo con flúor.

• Informa a tu dentista si padeces asma e indícale toda la medicación. El podrá recomendarte cómo mejorar tu salud bucal.

• Piensa en cambiar de inhalador. Determinados medicamentos para el asma están más relacionados con la aparición de caries que otros

• El asma y las alergias muchas veces van de la mano y hay que prestar especial atención. Si padeces de congestión nasal frecuente, consulta con tu dentista para posibles recomendaciones. Al realizar un tratamiento adecuado para tus alergias, disminuirán las probabilidades de respirar por la boca.

• Da prioridad a tu higiene dental. Cepíllate los dientes y usa hilo dental frecuentemente.

• Relájate y respira.

• Planifica cuidadosamente tu visita al dentista. Trata de que la consulta se realice en un momento del día en el que estés más tranquilo. Siempre recuerda llevar tu inhalador al consultorio odontológico, por si llegaras a sufrir un ataque de asma.