Cómo cuidar la salud bucal de las personas mayores

Tener una correcta higiene bucodental puede prevenir diferentes patologías desde una edad bien temprana para garantizar que los dientes estén con una salud de hierro. La docente de la Escuela Universitaria ADEMA, la doctora Olga Calderari, da consejos prácticos para conservar los dientes y encías saludables en la edad adulta.

En opinión de la doctora Calderari, “es un error pensar que según nos hacemos mayores perdemos piezas dentarias. Siempre se puede evitar, y no hay mejor manera que cuidar correctamente la salud oral y así podrá durar más la dentadura”.

Lo primer consejo que da la doctora Calderari es cepillarse cada vez que comemos los dientes,  con la ayuda de un cepillo dental de dureza y tamaño medio. Por otro lado, renovar el cepillo de dientes cada 2 ó 3 meses, así como limpiar los espacios entre los dientes con seda dental o cepillos interdentales. No hay que olvidar usar raspadores linguales o el cepillo dental para limpiar la lengua, usar pastas dentífricas y enjuagues que contengan flúor, porque disminuye el riesgo de caries y reducen la sensibilidad.

Por otro lado, recomienda beber agua fluorada y acudir al dentista al menos dos veces al año.

Consejos para pacientes mayores que llevan prótesis dentales

La docente de la Escuela Universitaria ADEMA, Olga Calderari, también pone de relieve la importancia de quitarse la prótesis para cepillarse los dientes y limpiarla con la ayuda de un cepillo específico y pasta de dientes poco abrasiva o agua y jabón neutro y posteriormente enjuagarla bien con agua.

 Cuando está fuera de la boca, la prótesis puede guardarse limpia y seca, en su caja o conservarla en agua con pastillas desinfectantes específicas. Por otra parte, emplaza a quitársela para dormir para que descansen los tejidos de la presión que soportan. No se debe utilizar, para la higiene de la prótesis, ni lejía ni bicarbonato. Según la doctora Calderari, “la limpieza minuciosa de la prótesis dental evitará la formación de caries, la inflamación o infección de las encías, los problemas periodontales y la presencia de hongos en las mucosas”.

Síndrome de boca seca

Los pacientes mayores pueden presentar sensación de boca seca, heridas o irritaciones en las mucosas y movilidad en las piezas dentarias. Ante esta situación, la docente asegura que es “importante visitar al dentista ya que el pautará un tratamiento adecuado”.

La doctora Olga Calderari apunta a los efectos secundarios de medicamentos, como antidepresivos, antihistamínicos, algunos anticoagulantes y antihipertensivos, las causas más comunes, la presencia de enfermedades con diabetes, VIH/Sida, cáncer, los tratamientos de quimioterapia y radioterapia.

¿Qué se recomienda hacer?  Los pacientes mayores que presentan sequedad bucal deben evitar comer alimentos blandos y consumir algún tipo de caramelo sin azúcar que favorezca la producción de saliva.

Por último, la doctora hace mención a los pacientes mayores que presenten problemas gastrointestinales (hernias de hiato, úlceras gástricas o duodenales, o gastritis) que convierten el medio bucal más ácido, por lo que puede haber más caries y erosión en el esmalte. Consejos: cepillar cuidadosamente los dientes, utilizar dentífricos y enjuagues con flúor y consultar al odontólogo ante la aparición de los síntomas.

Los pacientes mayores que presenten enfermedad periodontal, que se manifiesta con pérdida de hueso maxilar, inflamación de las encías y movilidad dentaria, deben hacer limpiezas profesionales cada año, llevar una higiene minuciosa y utilizar dentífricos con flúor o arginina.